Cómo influye en tu salud comer salmón salvaje

by Clementina Rodriguez

Uno de mis alimentos favoritos es el salmón, al menos 3 veces por semana lo
consumimos en casa. Me gusta comprar salmón salvaje de Alaska y lo consigo en
www.meatme.mx , lo compro congelado y voy utilizando las lonjas que necesito.
En Meatme® encuentro dos variedades de salmón salvaje de Alaska: Sockeye y
Keta.

El salmón Sockeye o salmón rojo de Alaska es una variedad muy cotizada por el
color rojo que lo distingue y por su sabor intenso y delicioso. El salmón Keta es de
tamaño mediano, rico en ácidos grasos y tiene una coloración menos rojiza.

¿Qué beneficios tiene consumir salmón salvaje?

Si eres atleta o deportista y te gusta cuidar de tu alimentación sabes lo importante
que es elegir proteína de alta calidad y que además contenga los nutrientes que el
cuerpo necesita para tener un buen rendimiento. Comer salmón entre 2 o 3 veces
por semana contribuye a reducir la inflamación y los aminoácidos que contiene
ayudarán a reconstruir y reparar los músculos dañados durante todo el día.

De acuerdo a una investigación del Centro Médico de la Universidad de Maryland
las dietas ricas en ácidos grasos esenciales omega 3 (que el salmón salvaje
contiene) pueden reducir el riesgo de degeneración macular relacionados con la
edad. Los ácidos grasos omega 3 también contribuyen a disminuir los ojos secos o
irritados y otras cuestiones relacionadas con la visión.

Consumir salmon salvaje también ayuda a tener elasticidad y flexibilidad en la piel
por los ácidos grasos esenciales que contiene y que reponen el envejecimiento de
la piel con los lípidos. Al ser una fuente rica en proteínas fomenta la producción de
colágeno que beneficia la piel. Así que si sufres de acné, enrojecimiento de la piel
o la tienes flácida ¡come salmón salvaje!


Si estás cuidando tu peso, el consumir grasas saludables hará que los antojos y el
hambre se alejen y te mantendrá satisfecha durante más tiempo. Además estarás
consumiendo proteínas, selenio, niacina, vitamina B12, B6, fósforo y magnesio.
Según información de los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos
consumir salmón al menos dos veces por semana ayuda a reducir el colesterol
malo así como los triglicéridos y reduce en general el riesgo de padecer
enfermedades cardiovasculares.


Se prepara fácil y rápido. Se puede incorporar a una variedad de comidas de
muchas formas. Por ejemplo: lo puedes consumir fresco, ahumado, en un omelet o
en sandwich, ensalada; además de platos de pasta, frito, al horno, en paté o
incluso en hamburguesas. Puedes utilizar diferentes sazonadores y dar a las
lonjas tu sabor preferido o un toque especial.

Además los ácidos grasos omega 3 ayudan a mejorar la memoria y los procesos
cognitivos según un estudio publicado en el Diario de Nutrición. Así que ¡consume
salmón salvaje de Alaska!

You may also like

Leave a Comment