5 consejos para mejorar la vida de un diabético

by Clementina Rodriguez

Según el Instituto Nacional de Salud Pública, la diabetes mellitus es la primera causa de muerte entre
las mujeres y la segunda entre los hombres mexicanos. Este padecimiento ocasiona altos niveles de
azúcar provocados por la resistencia del cuerpo a la insulina, hormona que procesa la glucosa
proveniente de los alientos en energía y sin ella, el azúcar se mantiene en la sangre representando
importantes riesgos para la salud.


En 1991 la Federación Internacional de Diabetes (FID) y la Organización Mundial de la Salud (OMS)
instauraron el Día Mundial de la Diabetes (DMD), el cual se celebra cada 14 de noviembre y tiene
como objetivo hacer conciencia sobre este padecimiento, así como sus causas, síntomas,
complicaciones y tratamiento que desde el año 2000 ha aumentado de manera alarmante en el
mundo.


La diabetes trae consigo un sinfín de complicaciones como ceguera, insuficiencia renal y
amputaciones por el mal cuidado de las lesiones que ocasiona en los pies. Es una enfermedad
compleja que requiere vigilancia constante. Sin embargo, estas complicaciones se pueden disminuir o
incluso evitar si se lleva a cabo un buen manejo de la enfermedad de la mano de especialistas; pero
lo más importante es el estilo de vida permanente, que se refiere a la parte del cuidado y control y
debe provenir de quien lo padece.


Aquí te comparto 5 consejos que te ayudarán a mantener controlados tus niveles de azúcar y a tener
una mejor calidad de vida:

  1. Controla tu alimentación. Comer dulces o postres, no es lo único que afecta la salud de un
    diabético. El control de la diabetes depende en gran parte de los alimentos que consumimos;
    no solo de su cantidad, sino también su calidad y que establezcamos horarios específicos para
    comer, ya que es elemental no pasar más de 4 horas sin alimento. Elimina de tu dieta harinas
    procesadas y azúcares refinadas, reduce el consumo de leche, aumenta la ingesta de verduras
    y come frutas en pequeñas cantidades acompañadas de algún otro alimento que permita que
    el bolo alimenticio sea procesado correctamente para evitar subidones de azúcar.
  2. El ejercicio será tu mejor aliado, nada con exceso, todo con medida. La actividad física te
    ayudará a mejorar el control de los niveles de glucosa, así como tu peso. Antes de elegir alguna
    actividad física, es importante que acudas con tu médico para ver qué tipo de ejercicio te
    recomienda, comienza con 30 minutos al día; pero ojo, el excederte en actividad física es igual
    de dañino que ser sedentario, especialmente si eres diabético, ya que puedes tener
    alteraciones graves en los niveles de glucosa. Revisa tus pies diariamente para evitar
    complicaciones.
  3. Crioterapia. La crioterapia es una alternativa a pacientes diabéticos que buscan mejorar su
    calidad de vida. El establecer una rutina donde te introduzcas en una cabina de Cryomx por 3
    minutos a -180 grados, te ayudará a quemar hasta 800 calorías por sesión y mejorará la
    secreción de insulina en el cuerpo beneficiando el control de los niveles de azúcar en sangre.
    Además, la crioterapia aumentará la secreción de encimas pancreáticas como la insulina y
    acelerará tu metabolismo ayudando a que tu organismo asimile los nutrientes correctamente.
  4. Monitorea tu azúcar diario. Si eres diabético estás familiarizado con el glucómetro, este
    aparatito mide tus niveles de sangre de manera práctica y rápida. Actualmente existen algunos
    que te ayudan incluso a generar una gráfica que puedes entregarle a tu doctor para tener un
    seguimiento más preciso. Además, se recomienda que te hagas estudios de sangre cada 3
    meses, especialmente el de hemoglobina glucosilada y que visites una vez al año al
    oftalmólogo.
  5. La toma correcta de medicamentos. Sabemos que establecer una rutina perfecta puede ser
    complicado; sin embargo, cuando uno tiene diabetes no puede existir tregua con la toma de
    medicamentos. El tratamiento debe ser indicado por un especialista y adaptarse a tu estilo de
    vida; sin embargo, recuerda que lo más importante es tener una bitácora de niveles en sangre
    y llevar un monitoreo constante en casa.
    Sabemos que el proceso no siempre es fácil y tampoco rápido. ¡No te desanimes! Si logras un buen
    control de tus niveles de glucosa tendrás una calidad de vida normal y por mucho tiempo.

You may also like

Leave a Comment