¿Cómo limpiar tu tapete de yoga?

by Clementina Rodriguez

Los tapetes de yoga absorben todo el sudor, grasa de la piel y suciedad a los que
están expuestos, lo que significa que pueden ensuciarse, oler mal e incluso
contaminarse con gérmenes rápidamente.


Para mantener toda esa suciedad fuera de tu tapete, es crucial establecer una
rutina de limpieza constante. Craig Stiff, director de bienes duraderos de Manduka,
recomienda “limpiar tu tapete después de cada práctica o uso”.


“Has entrado a un espacio sagrado cuando practicas, así que la forma en que
mantienes ese espacio tiene un efecto en lo que obtienes de tu práctica”, dice
Heather Lilleston, una de las fundadoras de Yoga For Bad People. Y agrega: “toda
la idea del yogui hippie sucio debería tirarse por la ventana. Una gran parte de la
práctica es la limpieza”. Si no recuerdas la última vez que lavaste bien tu tapete,
probablemente sea el momento de hacerlo.


Los hongos y bacterias responsables del pie de atleta, las verrugas plantares, las
infecciones por estafilococos, entre otros, se encuentran comúnmente en los
tapetes de yoga, ya que prosperan en ambientes cálidos, oscuros y húmedos.
Entonces, si no limpias tu tapete puede afectar tu salud.


Es importante tener en cuenta que si has limpiado tu tapete sin desinfectarlo, es
posible que no hagas lo suficiente para deshacerte de esos gérmenes. Según el
Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, mientras que la limpieza
elimina los gérmenes, la desinfección los mata. Y aunque cada método funciona
individualmente, debes hacer ambas cosas para asegurarte de que tu tapete de
yoga está realmente limpio.


Puedes hacer tu propio desinfectante si combinas partes iguales de agua y
vinagre blanco. Si quieres agregar un plus, puedes añadir un chorrito de aceite de
árbol del té. Este aceite esencial es un antimicrobiano probado, que mata
eficazmente las bacterias y hongos desagradables que persisten en las
superficies. Combina esto con las propiedades antibacterianas del vinagre blanco

y obtendrás una herramienta que tiene una doble función para desinfectar tu
tapete.


Ahora lo único que debes hacer es rociar la solución sobre ambos lados del tapete
de yoga y usar una toalla para limpiar los excesos. Esto debería matar a los
patógenos que permanecen en la superficie y refrescar su olor. “Ambos lados del
tapete deben limpiarse, ya que los microbios pueden migrar del lado sucio al
limpio cuando se enrolla de manera convencional”, dice Stiff. Cuando enrolles tu
tapete, el lado que toca el piso descansará sobre el área donde colocas
regularmente los pies, las manos, el pecho, la espalda y la cara, por lo que rociar
todas las superficies del tapete es esencial para mantener a raya la suciedad y
bacterias.


Esta solución desinfectante no solo es útil para defenderte del pie de atleta, las
verrugas plantares o las infecciones por estafilococos, sino que también puede
ayudarte a limpiar la suciedad y la grasa de la superficie de tu tapete. Eso es
bueno si consideras que todas estas cosas pueden causar afecciones de la piel,
incluido el acné.


Un tapete sucio es una simple señal de que has trabajado duro, así que no te
sientas mal por ello. Sólo ayúdate a ti mismo a estar alejado de bacterias que
podrían afectar tu piel. Rocía tu tapete después de cada uso y límpialo
abundantemente al menos una vez al mes para mantenerte saludable al utilizarlo.

You may also like

Leave a Comment