Descansar del ejercicio es bueno para la salud

by Clementina Rodriguez

Cuando comenzamos a entrar de lleno a todo eso del mundo fitness tenemos la firme creencia de que entre más ejercicio realicemos más rápido podremos notar los resultados, y que incluso como somos principiantes no tenemos derecho a tomarnos un pequeño descanso.

Pero la realidad es otra, pues a pesar de que es verdad que nuestro organismo se está acostumbrando a
una nueva rutina de actividad física, lo cierto es que necesitamos descansar y tener esa recuperación que
nos permita poder continuar con dicha rutina.

No es ninguna mentira que cuando comenzamos a realizar ejercicio nuestros niveles de energía suben y
podemos hacer aún más actividades que antes, comenzamos a notar que nuestros músculos mejoran y
que comenzamos a perder grasa.

Lo malo viene después de algunos meses de haber comenzado con el ejercicio, pues cada vez nos cuesta
más continuar con esa rutina, nuestro cuerpo se comienza a sentir adolorido, y a pesar de que las rutinas
no nos cansan más nuestra energía es mínima; inclusive, los ejercicios de principiantes los consideramos
pesados. Cuando sucede eso es necesaria una semana de descarga.

¿Qué es una semana de descarga?

Puede tener una variación de persona a persona, y es que cada una de nosotras lo puede ver de una forma
completamente diferente. Para ello nos enfocaremos en dos tipos de recuperaciones o descargas: la activa
y la pasiva. La pasiva es aquella en la que nos movemos mínimamente, solo caminamos lo necesario y nos
movemos para lo esencial; en pocas palabras, dejamos de hacer ejercicio por una semana.

Por otro lado está la descarga o recuperación activa, que puede ser de diversas formas, y es perfecta para
aquellos que no deseamos dejar de ejercitarnos, pero creemos que es momento de liberar un poco
nuestro organismo de su rutina habitual, y te presentamos las descargas más comunes.

Conoce los tipos de descarga activa

Algunas de ellas te pueden sonar conocidas, pero ten por seguro que cada una te ayuda de forma
diferente y, lo mejor de todo, brinda beneficios a tu organismo. Así que prueba algunas y opta por la que
más te convenga.

COLDDOWN

El coldown es esencial después de cada rutina de ejercicio; quizá te parezca una exageración, pero lo
cierto es que para que tus músculos no tengan nudos al día siguiente debes continuar moviéndote de 10 a
15 minutos más. Algunas de las rutinas más comunes de coldown son algunas posiciones de yoga o
estiramientos para después del ejercicio.

INTERVALOS DE DESCANSO

¿Eres de las que no descansa entre serie y serie de cada ejercicio? Pues déjame decirte que lo has hecho
mal durante todo este tiempo, pues al realizar todas las series de corrido lo único que logras es agotar tu
cuerpo más rápido y fatigarte. Lo recomendable es tomar intervalos de 30 segundos entre serie y serie,
pero para tu semana de descarga realiza intervalos de 60 segundos.

DÍAS DE DESCANSO

Otra forma de realizar tu semana de descarga es mediante días de descanso. Por lo regular solo tomamos
un descanso a la semana, pero en esta ocasión tendrás dos días de ejercicio exhaustivo y un día libre, y así
hasta que termine la semana; durante tu día libre, para no dejar de lado el movimiento, sal a caminar
media hora, anda en bici o haz estiramientos leves en casa.

BAJAR EL PESO DE CARGA

Esta opción te va a fascinar y sobre todo te permitirá descansar del peso habitual; lo que debes hacer es
reducir la cantidad de peso que sueles levantar, puedes reducirlo de un 40 a un 60 por ciento, y de igual
manera reduce el número de repeticiones que realizas.

TENER RELACIONES SEXUALES

Así como lo lees, una buena forma de descansar del ejercicio físico de tu rutina habitual es teniendo
relaciones sexuales, pues como sabemos es una forma diferente en que nuestro cuerpo se mantiene
activo; así que ya sabes, toma nota y disfruta con tu galán.

Beneficios de la semana de recuperación

El tener una semana de descarga o recuperación tiene diversos beneficios, por ejemplo:

● Tendrás más energía y fuerza, además de que se fortalecerán tus músculos.
● Tu mente se sentirá más libre, así que si buscas una forma de eliminar el estrés esta es fácil y
eficaz.
● Tendrás mayor flexibilidad en los músculos y menor acumulación del ácido láctico, que es el que
ocasiona que tus músculos estén adoloridos después de haberte ejercitado.

You may also like

Leave a Comment