¿Cuándo y cómo hablar con tu hija sobre prevención de embarazo?

by Clementina Rodriguez

Sí, es un tema delicado al que le damos vueltas y vueltas para obtener el mejor discurso, el
que más convenza a nuestras hijas sobre la importancia de prevenir embarazos no
deseados, el que se les quede en la mente y las ayude a planear bien su vida.
Y no es sencillo. Se nos escapan las palabras adecuadas y nos quedamos con la sensación
de que no logramos nuestro objetivo, pero no te preocupes, aquí te dejo una guía que
espero te ayude a preparar la mejor plática sobre sexualidad y anticoncepción con tus
hijas.
¿En qué momento hablar sobre ello?
Dicen los expertos que no hay una edad exacta, pues cada niña es diferente, pero uno de
los momentos puede ser alrededor de los 13 años o cuando las niñas empiezan la etapa
de la pubertad, cuando se presenta la aparición de los senos y el vello púbico.
¿Yo inicio la plática o espero que ella me pregunte?
Lo ideal sería que tu hija se acerque y te pregunte para evitar que obtenga la información
de internet o de otros medios que no son de lo más confiables, pero tampoco puedes
quedarte esperando un acercamiento que quizá no inicie ella, así que tendrás que tomar
la iniciativa.
Es importante que utilices un tono amable y tranquilo, no alarmista ni en forma de regaño
para que ella se sienta en confianza y te hable sobre lo que hasta el momento sabe. Quizá
ya ha hablado con sus amigos sobre sexualidad, quizá no, es el momento perfecto para
que sepas qué tanto conoce de estos temas.
Puede ser de gran ayude que juntas busquen temas al respecto en internet, aunque
consideres que tú los dominas, pero sería una buena forma de romper el hielo. Si no
puedes responder alguna de sus preguntes, no mientas ni te avergüences, investiguen
juntas.

¿Sobre qué hablar exactamente?
Posiblemente no todos los temas los cubras en una plática, a esa edad los niños aún se
desconcentran y entran cientos de ideas en su cabeza. Puede ser que mientras le hablas
sobre los cambios de su cuerpo ella esté pensando de pronto en la próxima película que
quiere ir a ver o se le ocurre de pronto que quiere que lo compres tal o cual cosa. No te
enojes, ni te desesperes, debes tener paciencia.
Regrésala al tema con cuidado. Ahora, bien, ¿de qué hablar? Primero habla sobre los
cambios que se están presentando en su cuerpo: el crecimiento de los senos y del vello
púbico, de que no debe para nada sentir vergüenza por esos cambios.
Luego habla sobre las relaciones sexuales, las formas que existen de protegerse para
evitar embarazos, el hecho de que tener relaciones sexuales es normal y sano, sobre las
enfermedades de transmisión sexual y las formas que existen de prevenirlas, etcétera.
No se trata de tocar los temas en orden porque seguramente tu hija irá expresando sus
dudas conforme vayan hablando, responde con tranquilidad y los más claro que puedas.
Recuerda, si algo no sabes, investiguen juntas, lo importante es que tu hija esté bien
informada y sepa proteger su cuerpo, su mente y su salud.

You may also like

Leave a Comment