¿Cómo mantener la pasión para alcanzar tus sueños?

Lo cotidiano, hacer todos los días lo mismo, puede apagar el motor que nos mueve en la vida. ¿Cómo hacer para no aburrirnos, no perder el ritmo, enriquecernos y crecer en la vida? ¿Qué se puede hacer para mantener encendido el motor y continuar en el logro de los sueños? La pasión puede ser este destello que necesitamos para tomar vuelo, no aflojar el paso y continuar.

La pasión es intensa, invasiva, toma nuestras venas y corre por el cuerpo, enfoca los pensamientos en un solo objetivo, esa meta que queremos conseguir.

Disfrutamos cada instante que dedicamos a conseguirla. ¿Qué tal pasa de rápido el tiempo cuando estás trabajando en lo que te gusta, en lo que quieres lograr? No te das ni cuenta, no te da hambre, pueden pasar horas y tu concentración sigue ahí. La inspiración está ahí, constante, no te abandona y te sientes contento.

Pero, ¿cómo encender ese motor cuando se apaga? Aquí te comparto algunas ideas.

1. Piensa en positivo
Los pensamientos positivos generan una energía en este mismo sentido, generan una actitud para lograr los resultados que quieres obtener y permite que cuando hay dificultades abramos las opciones para resolverlas; es una forma de generar ideas e ir hacia delante.

2. Escribe tus avances
Puedes ir escribiendo los pasos que vas dando para no perder de vista los pequeños logros para llegar al gran objetivo.

3. Visualiza
Usa tu imaginación. Visualiza cómo te verás, cómo te sentirás, dónde estarás, qué escucharás cuando hayas logrado el objetivo. Ponte en ese lugar al que quieres llegar y usa todos tus sentidos para saber exactamente qué se siente estar ahí. Cuando sientas que se está apagando ese motor, retoma esas sensaciones, te harán arrancar de nuevo.

4. Haz una lista
Soy fan de las listas. Me encanta hacer listas para todo. Escribe todas las razones por las que quieres lograr ese sueño, así las tendrás presentes. Si te cuesta trabajo hazte las siguientes preguntas: ¿Por qué? ¿Para qué? Si hay un momento específico para tu sueño, ¿en qué momento?

5. Un mentor, consejero o alguien que te escuche siempre ayuda
Alguien que esté en tu misma sintonía, que haya estado en ese lugar en el que quieres estar, siempre hay ese amigo que te hace reflexionar y te dice tus puntos fuertes y también los débiles, quizá no es una persona, puede ser un curso en el que puedes aprender y encontrar esa herramienta que te hace falta.

Conéctate de nuevo con tu pasión, ese es el ingrediente que hace que seamos perseverantes, que no nos quedemos estáticos, que actuemos y que sigamos en ese camino rumbo a nuestros sueños.