Los alimentos que ayudan a nuestra memoria.

Los alimentos que consumimos nos aportan nutrientes que a su vez tienen impacto en nuestra salud, en nuestro humor y estado de ánimo y, por supuesto, en la función cerebral. Al respecto, cabe mencionar que el cerebro es un órgano que tiene una alta demanda de energía.

Dependiendo de lo que consumamos, habrá un efecto en la bioquímica cerebral y en el funcionamiento de las neuronas; ese impacto puede ser positivo o negativo. Por ejemplo, si ingerimos alcohol, tabaco o cafeína, el impacto es negativo y si la ingesta es de vitaminas, grasas, carbohidratos y/o proteínas, el efecto será positivo para que las neuronas funcionen adecuadamente.

Uno de los impactos negativos se debe a que consumimos productos que no vemos o que no somos conscientes de que estamos consumiendo y de que nos hacen daño; un ejemplo de esto son los pesticidas, con los que se fumigan las frutas y verduras en distintos momentos antes de su cosecha. Los pesticidas son oxidantes, causan envejecimiento y producen diferentes enfermedades como alergias, dolores de cabeza, mareos, etcétera. Por esta razón es muy importante lavar bien las frutas y verduras sobre todo cuando las vamos a consumir crudas para eliminar los microbios que adquieren al estar expuestas a elementos del ambiente.

Otro factor que afecta la pérdida neuronal es la edad.

Entonces, ¿qué hacer? ¿Qué alimentos consumir para mejorar la memoria?

Aquí algunas ideas:
1. Manzanas. Los antioxidantes y flavonoides que contienen las manzanas, ayudan a reducir la inflamación de las células del cerebro y la oxidación que ocurre naturalmente debido a la presencia de los radicales libres; es una fruta que mejora las funciones cognitivas y previene la pérdida de la memoria. Su consumo regular reduce la acumulación de toxinas en el cerebro.

2. Arándanos. Debido a los flavonoides que contienen, protegen al cerebro de los radicales libres que pueden dañar el tejido y disminuir la capacidad de la memoria. Son un potente antioxidante.

3. Apio. Contiene luteolina, que es un auxiliar contra el envejecimiento y un antiinflamatorio natural.

Al respecto, cabe destacar que la inflamación del cerebro es una de las principales causas de la neurodegeneración.

4. Brócoli. Entre sus nutrientes se encuentra la colina que es un auxiliar para mejorar la función cognitiva y de aprendizaje, así como la memoria, además de ayudar a proteger al cerebro de las toxinas.

5. Nueces. Son una fuente importante de vitamina y antioxidantes que ayudan a reducir el deterioro cognitivo.

6. Pescados azules. Son generalmente de aguas frías y profundas y su contenido de grasas omega 3 es muy alto, lo que contribuye a mejorar la memoria y la capacidad de disminuir el riesgo de accidentes cerebrovasculares.

7. Agua. El agua es el componente principal del cerebro: representa entre 75 y 85% de su peso. Hidratarnos es muy importante para el buen funcionamiento del cerebro; cuando lo hacemos, la memoria se agudiza y mejora la concentración.

8. Aguacate. Es un producto mexicano que contiene ácido oleico y potasio por lo que es auxiliar en la disminución del colesterol estimulando el flujo de la sangre al cerebro e incrementando la capacidad de la memoria.

9. Espinacas. Además de ser un alimento muy bajo en calorías, tiene un alto contenido de flavonoides que ayudan a neutralizar los efectos de los radicales libres previniendo el envejecimiento prematuro.

10. Jitomates. Su alto contenido en licopeno ayuda a prevenir las probabilidades de sufrir un derrame cerebral. Esta sustancia es un antioxidante del grupo de los carotenoides que da a las frutas y verduras su color rojo.

¡A cuidar nuestro cerebro consumiendo estos productos naturales fáciles de conseguir!