La primavera hace maravillas en nuestra salud.

La primavera ya se siente en el aire, en la piel, en el ánimo y en nuestra salud. ¡Adiós a los abrigos y a las enfermedades respiratorias! ¡Bienvenido el calorcito, la luz del sol que tanto bien le hace a nuestro cuerpo y los fines de semana en la alberca!

Aunque no estemos plenamente conscientes de ello, nuestro cuerpo sabe que se está cerrando un ciclo e iniciando otro. Nos sincronizamos con los cambios de estación, tal como lo hace la naturaleza. Nuestra energía aumenta, dejamos atrás la depresión (muy característica en época de invierno), de pronto tenemos muchas ganas de realizar actividades al aire libre, la primavera nos está “afectando”, claro, positivamente.

Pero cómo exactamente nos beneficia la primavera, veamos:

Más vitamina D: más horas de luz solar significa que nuestro cuerpo tiene más posibilidades de absorber esta vitamina, la cual es perfecta para la salud de nuestros huesos, para nuestro sistema inmunitario y nervioso. ¡Huesos más fuertes listos para ejercitarse!

Adiós depresión: sol, aire fresco y una temperatura cálida provocan que tengamos ganas de salid y disfrutar del día, al contrario, con el frío del invierno no tenemos ganas ni asomarnos. Salir a disfrutar al aire libre mejora nuestro estado de ánimo, reduciendo considerablemente los ataques de depresión.

Más productos frescos a nuestra mesa: en esta época hay una variedad de frutas y verduras más amplia que en invierno, así que aprovéchalos incluyéndolos en tu dieta. Además podremos encontrarlos a mejor precio.

Cero pretextos para hacer ejercicio: en esta época puedes realizar cualquier tipo de actividad física, ya no hay pretextos. Sal a correr, nadar, andar en bici, senderismo, lo que te venga a la mente.

Abre las ventanas de tu casa a la primavera: deja que entre el sol, que se renueve el aire en tu hogar y verás cómo tu estado de ánimo mejora, además, puedes aprovechar para comprar algunas plantas con flor que alegren más tu hogar, prácticamente todo florece en esta época, hasta nosotros.

No podemos evitarlo, la primavera nos contagia positivamente y qué bueno, porque como vimos es excelente para nuestra salud. ¡Aprovéchala y sal a disfrutarla!